Perfil Institucional

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 

Cuidado de los lentes

Mantenga sus lentes y armazón limpios.
Es conveniente que Usted mantenga regularmente limpios sus lentes, utilizando un paño especial para limpieza de lentes.


Lave las lentes
Debe lavar sus lentes humedeciendo primero con agua y jabón neutro (semi-hidratante). Enjuague con agua corriente y limpie con cuidado utilizando un paño especial para la limpieza de lentes o un papel secante.


Humedezca sus lentes al limpiarlas
Esto ayuda a prevenir raspaduras en la superficie de las lentes causadas por polvo e impurezas.


Coloque sus lentes siempre hacia arriba
De esta forma Usted evita que sus lentes estén expuestos a objetos o superficies que puedan dañarlos o rayarlos.


Mantenga sus anteojos en un estuche
Cuando no esté utilizando sus lentes, es recomendable que los guarde en su estuche para reducir las posibilidades de romperlos o rayarlos.


No exponga sus lentes al calor
La superficie superior de las lentes oftálmicas sufren daño al quedar expuestas al calor, sobre todo aquellas que tienen tratamiento antirreflejos. Por lo tanto evite dejar sus lentes dentro de la guantera de su auto o exponerlas cerca de secadoras de cabello, por ejemplo.